El control de la brucelosis PDF Imprimir E-Mail

bruselosisINTRODUCCION

La brucelosis es una enfermedad altamente contagiosa causada por bacterias llamadas brucelas, afecta a diversas especies de animales y al hombre. Considerando los daños directos que ocasiona la infección en el ganado: 1) abortos, 2) retención de placenta, 3) disminución en la producción láctea, 4) disminución de las concepciones y 5) en ocasiones aumento del tamaño de las articulaciones, es una de las enfermedades más serias para la ganadería. Se transmite al hombre causándole la Fiebre de Malta que es una enfermedad crónica debilitante y frecuentemente de difícil curación que llega incluso a poner en peligro la vida de los afectados.

Las vacas infectadas que abortan o tienen un parto a término, eliminan la brucela en grandes cantidades en el fluido uterino y la placenta, de tal manera que esta es la principal forma de transmisión. Mientras que, es a través de la ingestión de material contaminado con esos fluidos como la bacteria infecta a animales susceptibles.

Existen dos tipos de brucelas: las lisas, B. abortus, B. me/itensis y B. suis, que son más virulentas, tanto para animales como para el hombre, que las rugosas, B. ouis y B. carvis, que son menos virulentas. Las especies lisas del género Brucella no afectan a una sola especie animal, así Bruce//a me/itensis la principal causa de brucelosis caprina también puede afectar al bovino y otras especies animales y Bruce//a abortus afecta principalmente a bovinos y además a cabras y al humano. Mientras Bruce//a ouis que es rugosa sólo afecta a ovinos ocasionando la enfermedad llamada Epididimitis del Carnero. Para el diagnóstico de la brucelosis en animales infectados con cepas lisas se emplea el antígeno liso preparado con B. abortus C 1 1 19, mientras que para diagnóstico de epididimitis ovina y brucelosis canina ocasionada por B. carvis es posible utilizar un antígeno preparado con B. ouis.

La lucha contra esta enfermedad se basa principalmente en la aplicación de medidas sanitarias como son el control por medio de inmunización y cuarentenas, mientras que la erradicación se lleva a cabo con el sacrificio de animales domésticos infectados en hatos cuya prevalencia es o se ha reducido a niveles económicamente razonables.

 

TECNOLOGIA 

  

Algunas de las consideraciones para mantener los hatos libres de la brucelosis son:

  1. Mantener un hato cerrado y criar sus propios reemplazos. Las becerras nacidas de hembras infectadas son de la mayor importancia en el mantenimiento y dispersión de la brucelosis en los hatos, ya que hasta el 20% de ellas están infectadas persistentemente y al parir transmiten la infección a ganado susceptible. Además, estas becerras generalmente no reaccionan a las pruebas de diagnóstico hasta que abortan o paren. La Norma obliga a que las hembras hijas de vacas positivas no se empleen para reproducción, deben ser enviadas a engorda y eliminadas del hato sin ser montadas.
  2. Si se compra ganado, hay que hacerlo con cuidado. Hay que comprar sólo vaquillas vacunadas o con pruebas negativas de hatos que tengan su certificado de hato libre de brucelosis. Nunca comprar de hatos con antecedentes sanitarios dudosos.
  3. Es necesario aislar y volver a probar a todo el hato de reemplazo de 60 a 120 días después de la compra. Es necesario planificar las compras para no tener que comprar en épocas de empadre.
  4. Hay que vacunar a todas las becerras de 4 a 12 meses de edad. Aunque no hay cura para la brucelosis en ganado. Un buen manejo de los animales acompañado de un programa de vacunación dará como resultado un buen programa de prevención. La Campaña de Erradicación de Brucelosis en México recomienda que todas las hembras se vacunen sin importar su destino o propósito. La vacunación la debe hacer un veterinario aprobado. Hay que insistir que tener un buen manejo de la vacuna, se debe mantener entre 4 y 8 grados de temperatura.
  5. Hay que mejorar las prácticas de manejo en el rancho, aunque no es una garantía de que la enfermedad no entre a los ranchos por medio de perros o predadores que arrastren fetos contaminando los pastizales, mantener los lienzos en buen estado, evita que animales mayores pasen, mezclen y contaminen directamente a animales y potreros. En los potreros que limiten con otras explotaciones hay que tener sólo ganado vacunado o bien castrado. Hay que separar a las vacas que paran, limpiar y eliminar a los fetos abortados y crías que mueran después de nacer quemándolos o enterrándolos.
  6. Hay que mantener el ganado en observación constante e investigar cualquier signo de enfermedad. Es necesario aislar y probar cualquier animal, si se sospecha de brucelosis.
  7. Obtenga su certificado de hato libre de brucelosis, esto paga dividendos en evitar restricciones de movilización, y además es más fácil comercializar animales de hatos sanos que aquellos que son sospecha de enfermedad.
  8. La brucelosis es una enfermedad que por su difusión afecta a hatos vecinos, el probar y volver a probar es la única forma de saber que un hato no se ha infectado. La falla de algún hato vecino en probar puede resultar en la diseminación continua de la infección.
  9. Obtenga consejos de un veterinario aprobado para todas las cuestiones de salud y obtenga la asistencia de un veterinario inmediatamente si una vaca aborta o pare antes de tiempo.

 

bruselosis

 

 

Esta publicación está autorizada por el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias.

Estas tecnologías son responsabilidad de quien las aplique.

 
< Anterior   Siguiente >
Todos los derechos reservados - Unión Ganadera Regional de Jalisco