Criterios para la desparasitación interna de los ovinos en el trópico PDF Imprimir E-Mail

criteriosINTRODUCCION

En las explotaciones ovinas, las parasitosis son una de las enfermedades que causan mayor daño en los animales y por consiguiente en la producción.

Un parásito es todo ser vivo que habita y se alimenta a expensas de otro. Hay diferentes tipos de parásitos y se clasifican de acuerdo a su localización en parasitosis interna , cuando están dentro del animal y parasitosis externa cuando están sobre el cuerpo del animal. Aquí hablaremos de las internas.

Las parasitosis internas en los ovinos son muy comunes y por lo general siempre son mixtas, esto es que tienen diferentes tipos de parásitos, como los que se alimentan de sangre ( hemátofagos), que son los que causan mayor daño al animal.

Los ovinos son una especie muy susceptible a las parasitosis por su forma de pastorear, pero hay épocas y etapas críticas en que es más propenso a infestarse, por ejemplo: durante la época de lluvias, al momento del destete, las hembras después del parto y durante la lactancia.

Los parásitos internos penetran al animal mediante la ingestión de las larvas, las cuales se desarrollan a partir de los huevos que salen junto con las heces de los animales con parásitos y que van a contaminar los potreros, comederos y bebederos.

Los daños que causa por ser una enfermedad crónica son: retraso en el crecimiento, deterioro de la condición corporal, disminución de la producción y pérdidas por muerte. En todos los casos los costos de producción se incrementan por el uso de desparasitantes.

Un animal parasitado se ve decaído, con pelo áspero y sin brillo, con pérdida de peso y mala condición corporal, con o sin presencia de diarrea. Mucosas pálidas (blancas) de la boca, ojos, interior del recto y vagina (si es por parásitos hemátofagos) y edema submandibular. Son signos que nos indican una parasitosis interna. Si los signos no son muy claros, se recurre al análisis de las heces recolectadas directamente del recto.

El INIFAP ha realizado investigaciones en torno a la prevalencia de las parasitosis en diversas regiones del país, haciendo enfásis en las regiones cálidas húmedas y subhúmedas del trópico, tipos de parásitos existentes, factores de riesgo, sistemas de control y evaluación de desparasitantes.

 

TECNOLOGIA 

 

Una vez que se ha detectado que los animales se encuentran parasitados, ya sea por observación directa de los parásitos, por los signos clínicos que presenta el animal o por exámenes de laboratorio a partir de las heces, el paso a seguir es mediante la aplicación de sustancias desparasitantes.

La periodicidad de los tratamientos va a depender de las condiciones ambientales de cada región y del tipo de explotación. Se recomienda tomar como base alguno de los siguientes 3 programas e irlo adaptando a las necesidades de cada explotación.

 

1. Por carga parasitaria

Es mediante el muestreo mensual de heces, del 10% de los animales por cada grupo de edad, para conocer la carga de parásitos (número de huevos por gramo de heces) y saber si es o no necesario el tratamiento, esto se hace durante un año y así conoceremos los meses o épocas críticas. En los años posteriores sólo se harán chequeos periódicos para comprobar la eficacia. Para dar el tratamiento se deben tomar en cuenta el número de huevos por gramo de heces (hgh), la condición corporal del animal y su edad ó etapa fisiológica. En una infestación mixta de parásitos, que es la más frecuente se toman los siguientes parámetros: leve 50-450 hgh, moderada 500-1000 hgh y grave > 1000 hgh.

 

2. Estratégicos

Este es aplicable en regiones donde la época de seca y lluvia es marcada (trópico seco). Los tratamientos se aplican al inicio y al final de la época de lluvia; en ocasiones para un control más estricto se intercala otro tratamiento.

 

3. Sistémicos

Estos se llevan a cabo en regiones donde la mayor parte del año llueve (trópico húmedo). Los tratamientos se aplican cada 30 ó 60 días, debido a las condiciones ambientales que son propicias para el desarrollo de los parásitos durante todo el año.

Debido a que existe una gran variedad de productos desparasitantes en el mercado, al decidir dar un tratamiento se deben tomar en cuenta los siguientes puntos.criterios

  1. Determinar el o los parásitos existentes en los animales.
  2. Elegir el desparasitante adecuado al problema.
  3. Aplicar la dosis correcta.
  4. Utilizar la vía de aplicación recomendada.
  5. Conocer el costo del producto por dosis/animal.
  6. Aplicar siempre el tratamiento en forma general, nunca individual.
  7. Los desparasitantes deben cambiarse periódicamente, para evitar que los parásitos creen resistencia a los fármacos.


OTRAS RECOMENDACIONES

  1. Pastorear a los animales en potreros limpios de parásitos; esto se logra empleando un pastoreo rotacional como medida de control, para evitar constantes reinfestaciones por parásitos gastroentéricos, como sucede en el pastoreo continuo (no pastorear el mismo lugar por más de 2 semanas y dejar que descanse por lo menos 3 semanas).
  2. Arreglar los bebederos y comederos de tal manera que los excrementos no los contaminen.

 

Esta publicación está autorizada por el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias.

Estas tecnologías son responsabilidad de quien las aplique.

 
< Anterior   Siguiente >
Todos los derechos reservados - Unión Ganadera Regional de Jalisco