Hembras androgenizadas para deteccion del celo en ganado bovino PDF Imprimir E-Mail

androINTRODUCCION

La detección del estro es un componente esencial dentro del manejo reproductivo de cualquier explotación de ganado bovino, principalmente cuando se utiliza la inseminación artificial; éste componente representa uno de los principales problemas que encaran los productores. La monta homosexual en bovinos es uno de los indicadores de que un animal se encuentra en celo; sin embargo, esta sola actitud tal vez no sea suficiente para detectar calores débiles o con pocas manifestaciones físicas.

Para intentar resolver este problema se han utilizado sistemas y métodos que incluyen cirugía (toros con el pene desviado), y otros como los marcadores de barbilla ("Chinball") y los marcadores de grupa (""Kamar'"). Dentro de los métodos que no requieren cirugía el que mejores resultados ha dado es el tratamiento de hembras con dosis elevadas de testosterona; sin embargo, dicho sistema requiere aplicaciones cada segundo o tercer día por un lapso de 18 a 20 días como tratamiento de inducción, seguido de dosis de mantenimiento cada 15 días. En el INIFAP se ha trabajado ampliamente para simplificar el sistema de inducción.

 

TECNOLOGIA 

 

En el INIFAP, a través de diversas investigaciones en la detección de celos, se ha logrado simplificar el método de inducción para la androgenización de vacas, además de inducir un comportamiento viril bien definido, obteniendo mejor respuesta cuando se adicionan estrógenos y cuando se utilizan animales jóvenes, para esto se sigue el siguiente esquema:

Aplicar 1g de enantato de testosterona más 6 g de cipionato de est,adiol por dos ocasiones con un lapso de ocho días entre aplicaciones, esto por vía intramuscular.

Aplicar 500 mg de enantato de testosterona cada 15 días por vía intramuscular.

Con este esquema de aplicación de hormona, se inducen animales androgenizados que detectan animales en celo, con la seguridad de que no habrá montas accidentales como sucede con machos con el pene desviado o la posible transmisión de enfermedades venéreas de animales vasectomizados.

Para androgenizar vacas, se sugiere utilizar animales de 3 años en promedio, que tengan buena talla y que sean dominantes en el hato; se pueden utilizar animales con problemas para gestar. Las vacas androgenizadas se deben separar del hato una vez terminada la labor de detección de celos.

Se debe tener en consideración que la vaca androgenizada no sustituye al vaquero en su totalidad, ya que la vaca androgenizada, solo detecta animales en celo, y la persona encargada, debe de estar pendiente para registrar la identificación de las vacas a inseminar.

 

androgenizadas

 

 

Esta publicación está autorizada por el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias.

Estas tecnologías son responsabilidad de quien las aplique.

 
< Anterior   Siguiente >
Todos los derechos reservados - Unión Ganadera Regional de Jalisco