Alimentación y cuidados de los ovinos de pelo durante la etapa de crianza PDF Imprimir E-Mail

crianzaINTRODUCCION

Las áreas tropicales y subtropicales del territorio nacional tienen un gran potencial para desarrollar la crianza de ovinos de pelo como las razas Pelibuey y Blackbelly, las cuales se encuentran bien adaptadas a la zona.

Sin embargo, la ovinocultura en estas regiones se ha caracterizado por ser una actividad secundaria, que se practica en sistemas mixtos de producción, bajo condiciones rústicas y tradicionales, donde la agricultura y ganadería constituyen las principales actividades. 

Asimismo, es importante mencionar que la tecnología generada ha tenido poca difusión entre los productores, lo cual ha contribuido al estancamiento de esta actividad. Es por ello que el conocimiento de los diferentes aspectos que involucran la cría y explotación de esta especie permitirá acelerar el avance tecnológico de la ovinocultura en la región.

La etapa de crianza es el período desde el nacimiento hasta el destete; la leche de la oveja aporta a las crías la mayor parte de los nutrientes que requiere; durante esta etapa se realizan diversas prácticas de manejo y alimentación, y algunas medidas sanitarias para reducir la mortalidad y la presentación de enfermedades.

 

TECNOLOGIA 

 

CUIDADOS AL NACIMIENTO

Inmediatamente después del nacimiento de la cría se debe limpiar la nariz y la boca para dejarla libre de moco. En caso de que ocurra una respiración dificultosa se pondrá al cordero de cabeza (patas arriba) y se tratará de estimular la respiración mediante un fuerte frotamiento. Se desinfectará el cordón umbilical con alguna solución antiséptica como azul de metileno o yodo y se verificará que la cría ingiera el calostro en las primeras horas de vida. Es importante también revisar la ubre de la madre para detectar alguna anormalidad.

 

EL CALOSTRO Y SU IMPORTANCIA

Se le denomina calostro a la primera secreción de la ubre de las borregas y su producción dura aproximadamente de 4 a 5 días para posteriormente transformarse en leche. El calostro es rico en proteínas, azúcares, minerales y vitaminas, previene enfermedades y limpia el tracto digestivo de los animales.

 

ALIMENTACION DE LAS CRIAS

La alimentación de las crías se basa prácticamente en la producción de leche de las madres. Es necesario que éstas no se separen de la madre durante las dos primeras semanas de vida; durante este tiempo la cría adquirirá la fortaleza necesaria para salir al pastoreo con su madre; es importante tener en cuenta que las primeras cuatro semanas de lactación son las de mayor producción de leche, a partir de entonces ésta disminuye poco a poco. Por consiguiente, se recomienda que desde los 15 días de edad se le proporcione a los corderos un alimento balanceado a libre consumo, rico en proteínas y energía para garantizar un buen crecimiento de los mismos.

Para evitar el consumo de este alimento por las ovejas, las trampas para corderos, que son pequeños corrales, con puertas de acceso adecuadas al tamaño de los corderos.

 

IDENTIFICACION DE LAS CRIAS

Una vez que se hayan anotado los datos del parto, en una libreta de registro se procederá a identificar a los animales con una medalla, que se puede hacer con pedazos de aluminio cortados en cuadros de 2 a 3 centímetros; troquelados con números de golpe, en la parte superior el año del nacimiento de la cría y debajo el número secuencia) de nacencia que le corresponde. Esta medalla estará colgada al cuello de las crías con un collar de alambre galvanizado, y se irá ajustando de acuerdo al crecimiento de los corderos. Esta es una de las mejores maneras de identificar a las crías desde su nacimiento hasta el destete; sin embargo, al momento de realizar este último, aproximadamente entre los 75 y 90 días de edad, se recomienda cambiar el sistema de identificación, para lo cual se puede utilizar el tatuaje y los aretes de plástico o metal.

 

CUIDADO Y MANEJO DE LAS CRIAS

Durante los dos primeros meses de edad se deberá proveer de alojamiento adecuado a las crías, procurando que esté siempre limpio y evitar problemas de hacinamiento. Se dejarán los mejores pastos para las crías a fin de acelerar su crecimiento y prevenir pérdidas por muertes. Entre las principales medidas sanitarias a efectuar está el de vacunar contra pasteurelosis neumónica y desparasitar contra parásitos gastrointestinales a los dos meses de edad y vacunar contra derriengue a los tres meses de edad. En caso de que la madre muera, se pueden utilizar nodrizas, para lo cual es conveniente que el lote de vientres se encuentre en la misma etapa reproductiva. De lo contrario, se puede alimentar al cordero con leche en polvo o leche entera de vaca, aunque no se recomienda debido a los altos costos y pobres resultados de peso al destete obtenidos. Es importante que se anoten en los libros de registro algunos datos como son: peso al nacimiento, número de corderos paridos, peso al destete y número de crías muertas. Esto nos permitirá realizar una evaluación productiva de los animales y de la explotación.

 

crianza

 


Esta publicación está autorizada por el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias.

Estas tecnologías son responsabilidad de quien las aplique.

 
< Anterior   Siguiente >
Todos los derechos reservados - Unión Ganadera Regional de Jalisco