Utilización de bancos de proteina en el trópico seco PDF Imprimir E-Mail

bancoINTRODUCCION

La producción de forraje en el trópico seco se caracteriza por ser marcadamente estacional, de tal manera que, tanto la mayor producción como la mejor calidad se obtienen durante la estación de lluvias. Esta situación hace que los animales en pastoreo ganen peso durante el temporal y lo pierdan durante las épocas de invierno y primavera, cuando la disponibilidad de forraje y nutrientes es más reducida.

Es en esta época cuando los productores requieren ofrecer al ganado un suplemento nutricional que cubra las deficiencias que se presentan en el forraje disponible en los agostaderos, con la consecuente inversión de recursos económicos.

Por otro lado, en explotaciones lecheras o de doble propósito, la constante dependencia de forrajes y concentrados de alta calidad incrementa los costos de producción, lo que obliga a los ganaderos a buscar otras alternativas que les permitan mantener la condición de productividad de los animales, con un menor costo.

 

TECNOLOGIA 

 

La utilización de leguminosas forrajeras constituye una importante alternativa para complementar la dieta de los animales en pastoreo, en lotes compactos de leguminosas, conocidos como bancos de proteína y energía.

Actualmente se dispone de leguminosas forrajeras, que se adaptan a los diferentes ecosistemas del trópico seco. Dentro de estas destacan algunas arbustivas como el Guaje (Leucaena leucocephala) y el Gandul (Cajanus cajan) y otras leguminosas herbáceas como Clitoria ternatea, Glycine (neonotonia wightii), Siratro (Macroptilium antropurpureum), Maní (Arachis pintoi), Kudzú (Pueraria phaseoloides) y algunas especies de Centrosema spp entre otras.

Se pueden establecer lotes compactos en un área adyacente a la pradera utilizada; ésta deberá ser de 20 a 25% de la superficie de la pradera, donde se siembra una o más leguminosas. El área de lote deberá ser dividido al menos en dos potreros para llevar a cabo la utilización mediante un pastoreo rotacional, cuyos tiempos de pastoreo y descanso dependerán de la respuesta de la planta al pastoreo y época del año. La explotación del banco puede ser ad libitum (consumo libre), o bien, con pastoreo restringido de dos a cuatro horas al día; el pastoreo se iniciará una vez que la leguminosa utilizada haya logrado un óptimo establecimiento.

 

BENEFICIOS

  • Mejora la calidad y disponibilidad de forraje a través del año.
  • Mejora la dieta de los animales y estimula el consumo de forraje.
  • Permite la aplicación independiente de prácticas de manejo al cultivo.
  • Mejora la persistencia y condición de las leguminosas utilizadas.
  • Mejora los índices reproductivos del ganado.
  • Incrementa la capacidad de carga de la pradera.
  • Se reducen los costos de suplementación.

 

DESVENTAJAS

  • El establecimiento es costoso y en muchos casos de alto riesgo.
  • No se obtienen los beneficios de la fijación biológica del nitrógeno.
  • Frecuentemente existe invasión de malezas.
  • En leguminosas rastreras, se presentan problemas de persistencia por efecto del pastoreo.


DOMINIO DE RECOMENDACION

Esta tecnología es factible de aplicar en los diferentes sistemas de producción de carne y leche característicos de las regiones tropicales y subtropicales de México. Esto siempre y cuando sus predios presenten potencial para el establecimiento y producción adecuada de leguminosas forrajeras.

 

IMPACTO

Con la aplicación de la presente tecnología es posible impactar a todos aquellos productores que se dedican a la producción de carne y leche en las regiones tropicales y subtropicales de México, esto representa una superficie de 55 millones de has. lo que corresponde al 28.2% de la superficie nacional.

 

banco

 

 

Esta publicación está autorizada por el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias.

Estas tecnologías son responsabilidad de quien las aplique.

 
< Anterior
Todos los derechos reservados - Unión Ganadera Regional de Jalisco